Elisa Alonso, investigadora UA: “Crear una línea de investigación me da mucha libertad de trabajo”

David Pasten - Comunicaciones Universidad de Antofagasta

Llegó en 2013 a realizar un postdoctorado en la Universidad de Antofagasta en un área de investigación nueva en el plantel: la química solar. Hoy después de varios ajuste su trabajo está comenzando a dar los primeros frutos.

Desde 2011 la UA desarrolla un Plan de Mejoramiento Institucional en ERNC mediante el cual esta institución busca posicionarse como un referente regional y nacional en energía solar. En este contexto, son varios los científicos que llegaron a la institución a realizar un postdoctorado en esta área.

Una de ellos es Elisa Alonso proveniente del Instituto Madrileño de Estudios Avanzados realizando su postdoctorado en el área de procesos de concentración solar. Se enteró de la posibilidad que ofreció la UA, y considerando el auge y las grandes ventajas que tiene esta matriz en la zona, se vino a Chile a mediados de 2014.

¿Cuál es tu línea de investigación en el área de la energía?

Mi trabajo lo he realizado en el área de almacenamiento de energía solar, pero a diferencia de lo que se hace hasta ahora en esta universidad, yo lo veo desde la Química Solar usando las reacciones químicas que ocurren con algunos óxidos de metales y la forma de almacenar el calor que se genera allí, lo cual incluso sirve para producir hidrógeno.

¿Qué rol cumplen los óxidos?

Uso el calor del Sol (energía térmica concentrada) para que los óxidos de algunos metales como el manganeso y el cobre absorban ese calor, y lo liberen después en los diferentes procesos que se necesite. Una de las aplicaciones puede ser en las centrales termo solares de concentración como la que Abengoa está construyendo en la región de Antofagasta.

¿A qué temperatura puede llegar el almacenamiento con óxidos de metales?

Se puede sobrepasar los mil grados, es decir, casi el doble de lo que ocurre actualmente con al utilización de sales. Es conveniente señalar que las futuras centrales termo solares trabajarán con temperaturas mucho más altas que las actuales.

¿Las reacciones químicas controladas con esos óxidos también pueden servir para generar hidrogeno?

Si efectivamente. En Europa hubo una corriente muy fuerte que hablaba de este combustible como la solución a todos los problemas, pero al final se descubrió que no lo es tanto. Es sólo parte de la solución. El hidrogeno es un combustible muy limpio, pues al usarlo sólo libera agua, pero de allí a masificar vehículos motorizados, falta mucho.

Postdoctorado

¿Cuál fue tu primera impresión al llegar a la UA?

El desafío para una postdoc es sumarse a equipos de trabajo ya constituidos y seguir aprendiendo, pero me encontré con que mi línea de investigación no existía. Me dieron la posibilidad de iniciarla o de crear otra en el ámbito que quisiera. Esa libertad y autonomía de trabajo es buena pues me permite crear, pero a la vez es mala, pues tengo que partir todo de cero, incluso desde la implementación de mi laboratorio.

¿Y hoy a más de un año de tu llegada en que proyectos estas?

Se han presentado dos proyectos al FIC-R para ver la posibilidad de implementación de un laboratorio solar. También comenzaré a hacer docencia a los estudiantes del diplomado y del magíster en desarrollo energético, también ya he desarrollado algunos contactos para que puedan visitarnos expertos en esta área de investigación con el objetivo de colaborar. Mi producción científica se ha basado en las estadías realizadas, por ejemplo, estuve un mes en México trabajando.

Finalmente ¿Qué necesitas para obtener los resultados adecuados en tu línea de investigación?

Veo con satisfacción que tenemos buen acceso a los recursos financieros, sin embargo, es fundamental que pueda temer mi laboratorio montado a la brevedad y junto con eso, incorporar más gente a la línea de investigación pues no puedo desarrollarla sola.

Categorías: