Científicos demuestran que agua de descarte de desaladoras sirve para lixiviar caliche

Enviado por David Pasten - Comunicaciones CICITEM

El proceso de producción de agua desalada para uso industrial y domiciliario deja como subproducto la denominada “agua de descarte”, es decir, un caudal importante de este recurso pero con altos niveles de salinidad, llegando incluso al doble del que presenta en el océano. Hasta el momento, esa agua era devuelta al mar, generando varios problemas ambientales y afectando a los ecosistemas costeros.

Esta situación, y teniendo presente la escasez de recursos hídricos para el desarrollo industrial, motivó a un grupo de científicos de la Universidad de Antofagasta a plantear una investigación mediante la cual se quiso demostrar que esa agua de descarte se podía utilizar para lixiviar el caliche.

Los resultados fueron positivos, y hoy, se encuentran publicados en la importante revista científica Hydrometallurgy. Para conocer más antecedentes sobre este relevante logro científico, hecho en un 100% en una universidad regional de Chile, conversamos con el director del proyecto, doctor Luis Cisternas Arapio, quien además se desempeña como investigador de CICITEM.

¿En qué consistió el principal experimento que realizaron dentro de esta investigación?

El experimento consistió en la lixiviación de caliche usando salmueras de una planta de osmosis inversa como agente lixiviante, para lo cual columnas fueron regadas en continuo durante 22 días. Se midieron las recuperaciones de las especies de valor de este mineral, como son el nitrato y yodo. Junto con ello se compararon los resultados con el agua de mar (cuyo desempeño ya fue validado anteriormente).

Los valores logrados muestran que las extracciones son altas para estas especies y completamente comparables al uso de otros lixiviantes.

¿Los resultados obtenidos podrían ser aplicados por alguna empresa en el mediano plazo?

La investigación se hizo cargo de la creciente demanda por recursos hídricos sustentables por parte de la industria minera, por lo tanto, los resultados pueden ser aplicables. No obstante, para que la propuesta sea implementada a mediano plazo se requieren estudios de carácter económico que validen -desde otro punto de vista la idea de conducir las salmueras desde la línea de costa (donde se ubican las desaladoras) hasta las operaciones mineras.

¿Qué implicancias tendrían estos resultados en la protección del medio ambiente marino costero?

Uno de los pilares que esta investigación fue dar un uso a estas salmueras y evitar su eliminación al mar. Esto último porque la elevada salinidad de las salmueras y de las sustancias químicas empleadas en el proceso de desalinización, poseen efectos negativos sobre el ecosistema marino, produciendo desequilibrios bióticos.

¿Qué características específicas tiene esa agua de descarte “recuperada” que la hace útil para ese proceso minero específico?

Las aguas de descarte o salmueras poseen una elevada concentración de sales, el doble que el agua de mar. Esta condición no es limitante para la lixiviación de caliche puesto que pese a su composición, aún es capaz de disolver especies altamente solubles de este mineral, como el nitrato y el yodo.

Actualmente, en la industria de explotación del caliche se emplean soluciones aún más concentradas como lixiviantes intermedios, por lo tanto, estas salmueras revisten una alternativa completamente factible.

¿Esa agua recuperada serviría sólo para lixiviar caliche?

Por el momento sólo se ha validado el uso de las salmueras para la lixiviación de caliche. No obstante, dadas las características de esta solución, pudiera extenderse a otros minerales previo estudio. Para todo caso, la dualidad geográfica, es decir que la ubicación de las desaladoras y las de las faenas mineras tengan una relativa cercanía es un requisito, puesto que los costos asociados al transporte pudieran ser significativos si es que las faenas mineras se encuentran a gran altura.

¿Qué otros estudios asociados a esta investigación deberían realizarse?

Como demostramos que es posible lixiviar caliche con salmueras de osmosis inversa, los siguientes estudios debieran ir en la línea de validar técnica-económicamente la propuesta. Otras configuraciones pudieran ser también posibles, por ejemplo, combinar la necesidad de agua desalada de una empresa minera con el uso de salmueras por parte de otra. En todos los casos, la factibilidad económica debiera contemplar todo los aspectos del proceso y transporte.

Proyecto Anillo

El equipo de científicos que trabajó en esta investigación, en el marco del proyecto Anillo, está compuesto por el director de la iniciativa, Luis Cisternas, acompañado por los investigadores Javier I. Ordóñez, Luis Moreno y Jorge González. El estudio comenzó a desarrollarse en 2014 y cuenta con un financiamiento que alcanzó los 450 millones de pesos.

La publicación científica puede ser vista en la siguiente dirección http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0304386X1500078X